Educación Secundaria

Metodologías activas

Apostamos por una metodología adaptada a los nuevos tiempos y recursos tecnológicos. Nuestros principios metodológicos conservan lo bueno de la didáctica tradicional, combinando con estrategias para dar al alumno más protagonismo en su proceso de aprendizaje. Por eso, fomentamos metodologías activas que permitan al estudiante observar, reflexionar y experimentar con diversas formas de aprender para desarrollar todas y cada una de las competencias básicas.


APRENDIZAJE COOPERATIVO

La metodología basada en trabajo cooperativo es un nuevo concepto de enseñanza que parte de la organización de la clase en pequeños grupos heterogéneos donde los alumnos trabajan juntos, de forma coordinada para resolver tareas académicas y profundizar en su propio aprendizaje. El profesor diseña y estructura el proceso y cada uno de los integrantes del grupo tiene tareas específicas dentro del proyecto con un trabajo individual y, a la vez, colaborativo entre los miembros del grupo.
Sin embargo, este aprendizaje cooperativo no elimina el trabajo, el estudio y la actividad individual, sino que lo sitúa dentro de un marco grupal en el que todos los alumnos son responsables, en cierta medida, de su propio aprendizaje, del de sus compañeros y del buen funcionamiento del grupo. Esto fomenta un buen procesamiento de la información, el rendimiento y los logros académicos, el esfuerzo personal, la autoestima y las relaciones sociales.
En el aprendizaje cooperativo se distribuyen los roles y facilita que el grupo despliegue a la vez dos cosas básicas: aptitudes y actitudes, es decir, habilidades sociales y capacidades académicas. Los roles permiten que el grupo pueda hacer la tarea académica de una manera positiva con respecto a los conocimientos académicos, a la vez que permiten practicar habilidades sociales. Así podrán resolver conflictos, negociar, comunicar ideas eficazmente, respetar los puntos de vista de los demás, consensuar respuestas colectivas y aprovechar el tiempo.

APRENDIZAJE POR PROYECTOS
El Aprendizaje Basado en Proyectos es una metodología en la que los alumnos adquieren un rol activo favoreciendo la motivación académica. Este sistema consiste en la realización de un proyecto, habitualmente en grupo, analizado y coordinado por el profesor donde el alumno debe resolverlo desarrollando todas las destrezas necesarias. Deben trabajar en grupo, elaborar el contenido y diseñar el proyecto colaborado entre sí.

A través de esta metodología activa, los alumnos no solo memorizan o recogen información, sino que aprenden vinculando dicho proyecto al mundo real. Los proyectos suponen una forma de trabajar en la que se construye el aprendizaje entre todos buscando la participación en las ideas principales del mismo, en la forma de afrontarlo, en los retos que nos vamos planteando, en los resultados que vamos obteniendo y en todo el proceso.

DESTREZAS Y RUTINAS DE PENSAMIENTO

Las destrezas y habilidades de pensamiento son procesos mentales que permiten desarrollar en el alumno la capacidad para observar, analizar, reflexionar, sintetizar, hacer analogías y ser creativos. Estas capacidades se enfocan a la adaptación de su entorno y a la solución de problemas. Forma parte de nuestra metodología en el centro ya que permite al estudiante apropiarse de un conocimiento elemental hasta llegar al pensamiento crítico y así construir su propio aprendizaje.

El objetivo general de las habilidades de pensamiento es enseñar a preparar a los alumnos para que, en el futuro, puedan resolver problemas con eficacia, tomar decisiones bien meditadas y disfrutar de toda una vida de aprendizaje (David Perkins, 1997)

Para ello utilizamos tanto las destrezas como las rutinas de pensamiento. Las rutinas de pensamiento consisten en un patrón sencillo de razonamiento que ayuda a los alumnos a pensar. A su vez, orientan el pensamiento, dan estructura a las discusiones de aula y sirven para explorar ideas relacionadas con algún tema importante. Son sencillas, aplicables a muchas situaciones en el aula, fáciles de enseñar y aprender y se pueden utilizar en grupo o de forma individual. Generan implicación y permiten la participación de todos. Las destrezas de pensamiento están un poco más elaboradas. Necesitan apoyarse en organizadores gráficos para hacer visible el pensamiento. Ayudan  a generar y clarificar ideas, evaluar la razonabilidad de ellas y desarrollar tareas complejas de pensamiento.

© 2020 Colegio San Buenaventura. All Rights Reserved.